viernes, 22 de octubre de 2010

Infinita profundidad

"Ven , duerme conmigo y no hagamos el amor. Dejemos que el amor nos haga" Julio Cortazar.


Caigo en la infinita profundidad
que me ofrecen tus ojos,
llenos de magia y asombro,
el universo corre entre nosotros.


De fondo vienen voces,
las ignoramos.


Mis dedos sobre tu nuca,
tan perceptivos,
hacen que me deleite de tu piel.


No dejo de mirarte,
atado a la infinita profundidad
a la que tus ojos me sometieron.


Fuera de nosotros no existe nada,
el mundo desapareció
desde que pose mi vista en la tuya.


Mis dedos sienten tu respiración,
y Ganesh intenta salvarme
de la infinita profundidad,
pero es imposible que deje de verte.


El universo gira alrededor de tu nuca,
mis dedos sus extensiones y esclavos de placer.


Hace mucho que el tiempo no pasa,
han pasado años en los que he caído.
Quiero correr al ocaso y clavar una rosa en él,
buscar tus ojos eternamente
para saciar mis ansias de seguir cayendo
en su infinita profundidad...


Teodoro Duarte.

2 comentarios:

Yolanda Valenzuela dijo...

Para mis ojos que son los que miran con el alma y saben aprecian el arte que erradica por estos lares, me ha parecido una evolución, es absolutamente lindo el texto y mojándose en lo romántico sin parecer ñoño, muy pero que muy guay.
Teodoro ya sabes que te adoro ;)

Matias B. dijo...

fock you