martes, 23 de noviembre de 2010

Flores de cerezo imaginarias.

Soñé que te vería
más libre que de costumbre.

Soñé encontrarme con tu sueño.

Soñando tus sueños,
inquietos recuerdos
del caos futuro inexistente,
dejo que te apoderes
de las sensaciones
que transitan por mis extremidades.

Dejame caer en el anaquel
de tus nostalgias
y volverme carne
de aquellos sueños
quebrados por desilusiones
y convertirlos
en flores que tarden
cinco segundos en tocar la tierra
desde que dejen su rama...








Teodoro Duarte

2 comentarios:

Pato dijo...

Me gustan las flores de los cerezos, tu puema es como una de esas flores cayendo en cámara lenta.

Precioso poema.

Besos.

Lao dijo...

Muy lindo tu poema y tu sueño! Muchos saludos!