sábado, 16 de abril de 2011

Punto de infracción: El limbo


Yo sé que nunca tuviste alas.
También sé
no supiste morir,
dejando atrás toda la hipocresía.

El sol explota en la noche,
quizás mañana renacerá.
No sé si eso es lo que importa ahora.

Más de una vez
pudimos ver el espacio
y nos quedamos con sensaciones
irregulares e infinitas,
llenas de magia y espanto,
hoy es constante el resplandor de tus ojos.

Creo que alguna vez fuimos eternos.
Todo es parte de la misma duda sideral
y nosotros nos ahogamos con tan poco

¿No crees que el océano es demasiado extenso?
¿En dónde encontraste paz?

Sentimos el peso del vacío sobre nuestras cabezas,
aplastándonos y dejándonos sedientos de estrellas.
Hoyos negros trascurren entre nuestros ojos,
será cuestión de creer, ya no hay escapatoria,
y estamos tan cansados, se nota en nuestras caras.
Qué aburrida es tu idea de la vida,
con saltos y juegos,
creyendo que no existe nada más que eso.
Intentando escapar de la realidad,
ya no sos más que lo mismo de ayer.

Las luces se prenderán una vez más,
recibirás todo aquello que soñaste
y dejarás de ver las estrellas.

En ese momento, sabrás que no vuelas,
tus alas nunca existieron.
El impacto es cuestión de tiempo...

Teodoro Duarte

3 comentarios:

chingolo_26 dijo...

que bueno!! cada vez que leo alguno de tus link me atrapan y me transporta!! a lugares inesperdos!! cundo me quiero dar cunta me pasaron millones de sintimeintos mientras mi mente viaja!! gracias!! me encanta!!

Soledad Astier dijo...

"El impacto es cuestión de tiempo"!!!
Que bueno, Señor, que bueno.

Un saludo!

Matias B dijo...

Algunos dirán que exagero. Pero a mi me gusta esta mezcla de Kerouac, Borges y Pessoa.

No me digas que esto no es un halago!

Me gusta esta última etapa tuya. Yo la llamaría, tu etapa marrón.

Abrazo

Mat