miércoles, 19 de enero de 2011

Perro solo





Amanecí roto
nuevamente,
mojado
por la lluvia
que el sol matutino
evapora
e inunda en sed.

El día comienza,
los autos y sus bocinas,
la luz en mi cara,
los transeúntes y su neurosis,
los golpes y corridas.

Aún no termino de recordar
que me sucedió anoche,
alguien me habrá golpeado.
Este dolor en la costilla
no me deja respirar con fluidez.

Nadie conoce mi nombre,
todos saben de mi dolor,
y no existe quién me oiga.

La desesperanza me invade
día a día, caminando
entre miradas indiferentes.

La posibilidad de morir está
en muchos momentos de mi día,
de mi noche, de mi vida.
Ya no sé si quiero escapar de eso.

Tengo hambre,
como todos los días
aplaca mi ser,
busco algo que comer.
Más de una vez sufrí un golpe
por intentar comer
lo que ellos desechan,
todavía no entiendo el por qué.

No recuerdo cuando nací,
sólo sé que desde que lo hice
estoy vagabundeando,
de aquí para allá,
corriendo para no ser asesinado.


Mi vida es insignificante
para muchos,
y es lo único que tengo.

Espero seguir
hacia el camino correcto...


Teodoro Duarte.

6 comentarios:

Flowers dijo...

Estaba pensando, no de manera muy profunda sino más bien como una vaga ocurrencia, en que también el yo narrador podría ser un borracho... O un Bukowski.

Jèsica Instantànea dijo...

es lo unico que tengo..

Anónimo dijo...

marca el egoísmo de uno ... muy bueno lo q escribís

Anónimo dijo...

el sol te traera buenas noticias y te ayudara a elegir y recorrer el camino juntos.

Matias B. dijo...

tengo hambre,
como todos los dias
aplaca mi ser,
busco algo que comer.


eso.. busco algo q comer!

(no me digas "comete esta")

está bueno, me gusta en general, aunque seguís mariconeando. antes eras más chévere. por qué estás tan sensible? ahora publico uno q te gana en marica igual..

fasulent dijo...

Thank you for sharing the info. I found the details very helpful.

cheap clomid